Seleccionar página
Marketing de contenidos para los sectores más aburridos: 5 consejos que necesitas para redactar contenido interesante
4.7 (93.33%) 3 votes

Seguramente estés atascado con la redacción de tu contenido y no le encuentres sentido a tu estrategia de marketing de contenidos. El tema que tienes entre manos es de un sector de actividad muy aburrido y no sabes que hacer para redactarlo de forma interesante y que atraiga a los clientes potenciales.

 

¿Cuantas veces no has visto como un contenido era muy aburrido para unos y muy atractivo para otros? Al igual que ocurre con los deportes, la comida, la música o cualquier otra cosa en la vida, algo que te guste a ti puede ser odiado por otra persona. Pongamos el ejemplo de que te guste el fútbol y eres la persona a la que más le gusta sobre la faz de la tierra. Crees que es el mejor deporte del mundo pero otros no piensan lo mismo.

 

«Por increíble que te parezca hay personas que no lo encuentran tan divertido».

 

Si eres redactor de marketing de contenidos y crees que el sector en el que te toca trabajar es demasiado aburrido, no te preocupes porque aquí estoy yo para ayudarte y hacer que ese trabajo sea mucho más «divertido». Seguramente tengas que escribir artículos para el blog, eBooks, correos electrónicos, anuncios o publicaciones en redes sociales y no lo encuentres del todo divertido.

 

Con todos estos consejos, podrás tranformar un tema que a priori parecía aburrido en algo realmente interesante para aquellas personas a las que también va dirigido.

 

5 Consejos para redactar contenido útil dentro de tu estrategia de marketing de contenidos

 

1. Aprende todo lo que puedas sobre el sector con el que vas a trabajar.

 

Si lo que crees es que vas a escribir en un tema aburrido dentro de un sector que no te gusta absolutamente nada, estás equivocado. Necesitas mirarlo desde otra perspectiva que te permita escribir contenido dentro de tu estrategia de contenidos mucho más divertido e interesante.

 

Comienza a sacar a relucir tus habilidades de investigación. Comienza buscando lugares donde haya preguntas y respuestas que te ayuden a descubrir lo que la gente quiere saber sobre tu tema en concreto.

 

¿Cómo puedes ayudar a responder a todas las preguntas que tienen las personas a las que te vas a dirigir? ¿Qué temas son los que mas le interesan? ¿Cuales son sus dolores o necesidades?

 

Google te puede ayudar bastante a profundizar sobre el tema en concreto. Haz una búsqueda de las preguntas, las palabras clave relacionadas y otra información de relevancia. Sumérgete todo lo que puedas. Si aprendes todo lo máximo, ayudarás a que el contenido elaborado sea mucho más interesante.

 

2. Elimine la estricta jerga del sector y escribe con tu estilo.

 

Se que parece obvio pero lo tenía que poner. Elimina toda la estricta y fea jerga del sector y escribe con tu estilo, con palabras de tu cosecha. Establece confianza y profesionalidad al dar consejos valiosos y evita en todo momento la jerga de la industria.

 

Escribe de forma natural y elimina las palabras y frases que dificultan que tus lectores entiendan de lo que estas hablando. No tengas miedo en hablar en un tono alegre en todo el contenido que redactes. Piensa que estás escribiendo para personas no para robots.

 

Tienes que darle vida a un tema que parecía aburrido, además de que te alegrará escribir de esta forma. Siempre debes de asegurarte de que estas hablando en un tono divertido pero correcto.

 

3. La importancia de la story telling en la redacción.

 

Desde tiempo inmemorial las historias han formado parte de la cultura. Las historias se han quedado grabadas a fuego en la mente de las personas. Por ese motivo es por el que contar historias es tan importante para divulgar contenido interesante en tu estrategia de marketing de contenidos.

 

Seguramente creas que en tu contenido no tienen cabida las historias ya que puede ser un contenido informativo que incluya estadísticas y esas cosas tan serias, pero te diré que no. Necesitas contar una historia para respaldar esa información. Tu objetivo aquí es quitarle seriedad al contenido y hacerlo interesante para las personas que lo leen. Para leer estadísticas ya tienes el Instituto Nacional de Estadística.

 

Haz que tu contenido sea compatible con las dificultades que enfrenta tu Buyer Persona cada día. Luego, empieza a decirle a tu público objetivo aquello que quiere conocer. Comienza por proporcionarle datos de apoyo, citas y enlaces a más contenido relevante en tu página web.

 

Ya has configurado tu historia y es hora de atacar los problemas del cliente ideal con las soluciones. Puedes ofrecer consejos útiles que les ayuden a enfrentar sus desafíos o tal vez muestres lo malo que podría pasarles si no toman las riendas.

 

Es el momento de construir tu historia abordando los problemas que presentan los clientes potenciales y ofrecer una solución con consejos que sean realmente útiles.

 

Cuando llegas al final, el lector debe encarar esta parte y experimentar una sensación de alivio ya que ha entendido que tiene un problema y le ofrecemos la solución.

 

Pero no olvides ofrecerles siempre algo más. Una buena forma de hacerlo es mediante un llamado a la acción a un libro electrónico, libro blanco, seminario web, podcast o infografía relevantes.

 

4. Proporcionar descansos mentales a lo largo de la copia.

 

Este punto también es importante para abordarlo dentro del marketing de contenidos. El hecho de que esté escribiendo sobre un tema o industria «aburrido» no significa que tu contenido deba ser aburrido o abrumador para leer. Al dividir la copia en trozos pequeños y digeribles, los temas desafiantes son más fáciles de leer.

 

Usa técnicas como por ejemplo empleando titulares en negrita, listas, viñetas, imágenes e incluso colores para ayudar con la lectura del usuario.

 

5. Hazlo breve, nadie tiene todo el tiempo que te gustaría.

 

Si quieres asegurarte de abordar las preguntas que tiene tu audiencia y poder responder de manera valiosa, debes recordar que las personas tienen otras cosas que hacer, y no podrán estar todo el tiempo que a ti te gustaría.

 

Si tienes un tema amplio que abordar, siempre que puedas divídelo en partes más pequeñas y digeribles. Por ejemplo puedes realizar varias publicaciones en el Blog, hablando de este tema o esquematizarlo todo en una infografía.

 

En definitiva, se trata de encontrar una manera de decir más con menos en la redacción de contenidos de tu estrategia de marketing de contenidos. Esto no solo permite a los lectores absorber realmente lo que están leyendo, sino que también les impide abandonar tu sitio web sin leer la publicación completa.

 

Conclusiones finales: el contenido útil rara vez es aburrido.

 

Si el tema fuese lo bastante aburrido para ti, es probable que sea útil para tu público objetivo.

 

Tienes que responder a las preguntas que tienen tus clientes potenciales, ofrecerle soluciones a tus desafíos y hacer que esto pueda facilitarles la vida. Si haces esto y sigues todos los consejos que te he expuesto anteriormente, convertirás el contenido «aburrido» en algo que valga la pena leer.

 

Ahora ya sabes como convertir temas que a priori parecen aburridos en temas realmente interesantes, de lectura obligatoria para tus clientes ideales.

 

¿Te ha gustado este post sobre marketing de contenidos?

 

Si la respuesta es si, también te gustarán estos otros post que preparé anteriormente para ti.

 

Si la respuesta es no, puede que también te gusten.